Por qué el bienestar no se relaciona con tu poder Fem,

Por qué el bienestar no se relaciona con tu poder Fem.

 

Bienestar es la suma de dos palabras “bien-estar”.

Estar bien.

Una palabra o concepto que usualmente ocupamos en modo piloto automático en nuestras interacciones con otras personas:
¿cómo estás? te pregunta un desconocido en la calle o quizás alguien muy cercano.
“Bien” respondes tú.

Se puede estar bien y sentirse increíblemente bien. ¡Maravilloso!
Pero al mismo tiempo se puede estar bien y sentirse plana, apática.
Se puede estar bien y al mismo tiempo, sentir completamente lo contrario (estar muy mal).

Por eso, la palabra y concepto no terminan de convencerme.
Algo me queda incompleto.
No le creo totalmente.

Cuando comencé a escuchar el concepto de Diosa y más aún conectarme con el disfrute y flow en mi vida, descubrí que esto del bien-estar es como un sedante para sentirnos conformes.

A veces casi como en efecto placebo.
Como si pasar de estar “muy mal” a “bien” fuera lo mejor del mundo.
La solución.
Lo que hay.

Una solución (aunque “parche”) en nuestra cultura de culto al stress y foco hacia afuera, en donde estar ocupadas y producir es nuestro último y máximo fin.
Por ejemplo, en muchas organizaciones se realizan actividades de bienestar invitando a los empleados a subir un mini peldaño del estado “quemado” al “menos quemado”.

Lo que planteo entonces es lo siguiente:

Desde el disfrute, desde la fluidez y liviandad no aceptarías vivir una vida en donde sólo te sintieras “bien”.
Desde tu auténtico poder femenino bella, sabrías que puedes acceder a una vida en donde te sientas deliciosamente plena.
En donde cada célula de tu cuerpo se sienta expandida. Receptiva. Relajada.
Viviendo tu día a día como haciendo el amor con tu vida!

Eso no suena a simplemente “estar bien”.
Eso es otro nivel.

Un nivel en donde paras el piloto automático y comienzas a descubrir la mujer que estás siendo.
Un nivel en donde reconoces la sabiduría de la ciclicidad, flow y te permites expresar a las diferentes mujeres que habitan en ti. Las que van hacia afuera y las que van hacia adentro. Las que producen y también las que saben callar, no hacer, escuchar.
La que sabe conectarse con su sabiduría interna.

Un paradigma en donde tú eres la emperatriz de tu propio imperio.
Un paradigma en donde sabes que activando el placer y disfrute en tu día a día, te conectarán con ese mágico, abundante y poderoso flow que además de ayudarte a sentir deliciosamente viva, potenciará tus proyectos, relaciones, impacto. Magnetismo. Potenciará tu emprendimiento.

Al menos yo bella, creo que mereces mucho más que “estar bien”.
Creo que mereces vivir tu vida en un exquisito flow entre el In y el Out.
Un “estar” dinámico. Despierto. Abundante. ¡Totalmente vivo!

¿Lista para despertar tu auténtico poder fem y sumarte a esta revolución de disfrute?

Pues empieza por estas 3 acciones:

  • Al levantarte cada mañana pregúntate y realiza un compromiso contigo:
    ¿Cómo me quiero sentir hoy? Conéctate profundamente con esa sensación. ¿cómo es que tú sientes, en tu cuerpo, en tus células, esa emoción que anhelas sentir?
  • Cuando te encuentres en una situación que te esté drenando energía, detén el piloto automático y pregúntate ¿Qué puedo hacer en este momento para que esta situación tenga un toque delicioso? Ejemplo: si sientes tristeza sobre algún asunto puntual (quizás después de una discusión), quizás darle un toque delicioso sea recibir un abrazo, contención o quizás terne un tiempo a solas contigo misma.
  • ¿Qué actividades o acciones de mi emprendimiento me dan energía? Realiza al menos 1 o 2 de esas actividades cada día.

Si quieres saber más sobre cómo conectar con tu auténtico poder y comenzar a vivir tu vida deliciosamente, te invito a inspirarte hoy mismo < AQUI >

Abrazos
Catalina Dash

Comments

comments

Post A Comment