Llena de inspiración tu espacio de trabajo

Llena de inspiración tu espacio de trabajo

La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.

Picasso

La inspiración existe, aunque pienso cómo Picasso que hay poner un poquito de nuestra parte para que nos encuentre o ¿porqué no? encontrarla nosotras a ella…

Se suele esconder en sitios donde nunca pensarías que llegarías a verla, basándonos en que todo lo que nos rodea es inspiración, puedes encontrarla en un viaje, en la panadería, paseando al perro o en la ducha, pero uno de los sitios donde más ideas e inspiración puede surgir es en tu espacio de trabajo. 

Es muy importante tener un espacio que se identifique contigo, con tu visión y con tu marca.

Por eso he pensado darte cinco consejos para ayudarte a crear el ambiente ideal, para que esas maravillosas ideas que tienes fluyan; y además te sientas a gusto. ¿Me acompañas?

 

Los colores: 

Empieza por los colores, piensa como es tu espacio: grande, pequeño, luminoso… y en función de ese espacio piensa cuales son los colores que pueden darte alegría, frescura, que se identifican contigo y con tu marca.

Para que te hagas una idea los colores cálidos son más agradables y nos envuelven con su calor, como los ocres, tierras y verdes.

Los colores fríos nos dan frescura y nos relajan, como los azules y blancos.

También es importante que acotes el espacio, instala un papel bonito ¡han vuelto con mucha fuerza! o pinta la pared más oscura donde esté la mesa para darle profundidad.

Y no olvides que las alfombras son nuestras aliadas, delimitan y nos dan un toque cálido. Hay infinidad de opciones: lisas, de colores, con formas geométricas…

En definitiva, intenta que el espacio en general sea neutro, con colores suaves y maderas claritas, de esta manera podrás darle el toque de color con los complementos.

 

Iluminación:

Tener una buena iluminación es importantísimo, reduce el cansancio y aumenta la concentración.

Si puedes trabajar con luz natural es maravilloso, somos de sol y lo necesitamos en nuestra vida, aunque si no lo tienes o es escaso, no problem, lo podemos potenciar y recrear.

Si tienes poca luz, mira por donde entran los rayos de sol y pon un espejo en la pared para que se refleje, ¡hará que parezca que tienes el doble de luz!

Las luces del techo que sean de luz natural o cálida para recrear lo más posible el sol, hay que colocarlas de tal manera que cuando estés sentada no te den sombra.

Cuando el espacio es pequeño, te recomiendo poner una lámpara que caiga del techo o un aplique en la pared con brazo giratorio para que no te quite volumen en la mesa, de esa manera ganarás más superficie de trabajo y te sentirás más cómoda.

En cambio, si tu mesa es grande tienes libertad absoluta para poner lo que quieras, siempre que la lámpara te enfoque donde lo necesitas.

 

Aprovecha el espacio:

Si el espacio esta bien pensado puedes sacar más provecho de lo que crees.

Cuando imaginamos donde colocar la mesa por lo general es contra la pared, algunas veces no hay remedio, pero si tienes la posibilidad, prueba a ubicarla en el medio de la habitación, a modo de península, conseguirás tener dos espacios diferenciados que pueden venirte muy bien y no tendrás que estar mirando todo el rato a la pared.

Un truco que tengo a la hora de diseñar despachos es incorporar una balda debajo de la mesa. Conseguimos un espacio de almacenaje extra para dejar la mesa despejada rápidamente del portátil y papeles y seguimos teniendo todo a mano para cuando volvamos.

Juega con los accesorios de papelería como por ejemplo los archivadores y cajas. Que sean iguales y de colores claritos. Cuanto más coordinado esté todo, más grande y ordenado té parecerá. Si no encuentras un motivo que te guste, créalos tú misma: coge unos archivadores neutros y fórralos con papeles pintados o telas. Así tendrán más valor.

Dale ese toque de personalidad que lo haga tuyo, que lo haga tu segundo hogar.

Crea un moodboard:

Decora tu pared con tus sueños, tus retos, con fotos que te hagan sentir, mensajes positivos, telas, recortes, metales…algo que sea visual y que todos los días cuando entres digas…

Hoy va a ser un gran día.

¿Para qué te va a servir?

  • Para organizarte mejor, en un vistazo tendrás todo lo que tienes que hacer en mente.
  • Para no perder tu foco: ya sabes que el día a día es muy duro y tener tu meta escrita te da fuerzas y ganas.
  • Para recordarte lo importante y sobre todo para que llegue nuestra querida Inspiración.

¿Cómo puedes hacerlo?

Hay varias maneras, la más sencilla sería con un tablón de corcho. Te permite poner y quitar cada vez que lo necesitas. Lo puedes comprar hecho o solo el corcho y crear la forma que quieras, de hexágono, triángulos, círculos, ¡deja volar tu imaginación!

 

Rituales:

Y el último y no menos importante, cuando llegues, antes de ponerte a leer emails, atender llamadas y entrar en la vorágine del día a día tómate un momento para ti.

A mi por ejemplo me encanta hacerme el café en una taza bonita (me apasionan, tengo mil y según el estado de ánimo en el que estoy, uso una u otra).

Enciende una velita que huela a canela, a vainilla, a talco…que invada el olor por toda la estancia y que haga que empieces relajada.

Y si puedes crea tu espacio de relax, un rinconcito donde parar, para tomar ese café o para leer un libro o una revista. Con colocar una butaca cómoda o un sofá será suficiente para esos momentos que necesitas volver a conectar.

 

Espero que todo lo que te he contado te sirva para encontrar la inspiración, la chispa que necesitas y que te ayude en tu día a día.
Y tú, ¿cómo encuentras la INSPIRACIÓN?

 

 

About cristina.puerta

Soy Cristina Puerta y soy Interiorista. Mi marca es Acana Interiorismo. Me gusta crear hogares con alma que reflejen la personalidad de cada cliente. Me emociono con cada proyecto y los vivo con pasión e ilusión porque es el motor que mueve mi vida. Si quieres saber más visítame en www.acanainteriorismo.com

Comments

comments

Post A Comment