Cómo transformar tu oficina en un templo Feng Shui para que la inspiración fluya

Cómo transformar tu oficina en un templo Feng Shui para que la inspiración fluya

 

Un Templo Es Ese Lugar “Sagrado” Donde Te Sientes Protegida, Cómoda Y Conectada Con Tu Esencia… O Sea, Feliz. Es Un Lugar De “Poder” Donde Te Cargas De Energía, Confianza Y Mucha Inspiración. Y El Feng Shui Es El Arte De La Ubicación, Conocido También Como La Medicina Del Hábitat Porque Mejora El Bienestar De Sus Habitantes Proporcionando Una Vida Más Agradable, Consciente, Próspera Y Feliz

 

Transformar nuestro espacio de trabajo en nuestro templo nos empodera y nos ayuda a materializar nuestros proyectos de forma fluida y en coherencia con nuestra esencia, es como si los astros se alinearan para apoyarnos en nuestro propósito de vida, y así es, porque todo lo que nos rodea tiene un enorme poder, seamos conscientes o no de ello.

Hay un proverbio oriental que dice:

Antes de salir a cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa

…y yo, siempre añado, y por tu propia empresa.

Por suerte, cada vez hay más estudios que demuestran que los lugares creativos y en armonía son fuente de salud, además de estimular la motivación, la concentración, el rendimiento y por supuesto, la INSPIRACIÓN. Y esto se traduce en empresas y personas FELICES.

Seamos conscientes, o no, nuestro espacio nos transmite sensaciones, así que, en primer lugar, hay que tomar consciencia de cómo nos sentimos en él. Y esto se hace parando un momento y contestando, honestamente, o sea desde el corazón, a estas preguntas:

¿Cómo te sientes en tu espacio de trabajo? ¿Es un lugar inspirador y sientes que te nutre? ¿Te sientes feliz trabajando en él? ¿O sientes que te bloquea y te desgasta y sólo deseas escapar?

Si sientes que tu espacio te desgasta, o no acabas de encontrarte bien en él, te propongo 5 pasos que te ayudarán en la creación de tu “templo”:

  1. Elimina y ordena

Empieza eliminando todos aquellos objetos y simbología (cuadros, fotos, posters) que ya no deseas, te proyecten sensaciones o recuerdos negativos o no reflejen tu momento vital actual. Hacer un primer trabajo de descarte es el primer paso para dejar espacio a nuevas oportunidades. En segundo lugar, ordena. Una mesa ordenada y limpia disminuye el estrés y ayuda a focalizar tus objetivos. Durante este proceso, observa cómo te sientes.

 

  1. Localiza tu zona de poder

Un espacio es como un tablero de ajedrez. Una correcta ubicación te hará la vida más fácil. Colócate en la posición de poder, donde sentirte cómoda y protegida. Localizar tu zona de poder es esencial para trabajar relajada, al disminuir tu nivel de estrés mejorará tu rendimiento, tu concentración y tu inspiración. Evita estar sentada con la espalda desprotegida o en medio de una fuga energética, esto es en el camino entre la puerta y la ventana. Colócate en el ángulo de mayor visión y protección, salvo excepciones, suele ser el punto más alejado y en diagonal desde la puerta de entrada. Aunque a veces lo parezca, no es magia, es pura estrategia.

 

  1. Incorpora plantas

Las plantas, además de embellecer la oficina, purifican el ambiente ya que gracias al proceso de la fotosíntesis liberan oxígeno, aportando energía fresca y vibrante. Según el Feng Shui, las plantas corresponden al elemento Madera. Las cualidades de este elemento son la adaptabilidad, el crecimiento lento pero constante, como en la naturaleza, y sus valores asociados son la salud, el equilibrio y la inspiración.

No pueden faltar plantas en nuestro entorno de trabajo si deseamos mejorar nuestra creatividad e inspiración. Recuerda como te sientes cuando estas en plena naturaleza.

No hay excusas para no tener plantas, las grasas necesitan muy pocos cuidados y siempre lucen bellas. Por sus cualidades activan, además, la energía de la abundancia. Los cactus con espinas también pertenecen a este grupo, pero en este caso, mejor colocarlos en el exterior (terraza, patio o jardín). Las plantas con hojas de formas redondeadas, ovaladas o en forma de corazón como por ejemplo el ficus, potus, lirio de la paz (Spathiphyllum), White Butterfly, son, también una buena elección.

 

  1. Añade simbología positiva

El impacto de las imágenes positivas y las frases inspiradoras lo conocen muy bien las grandes marcas. Elige una imagen o una frase que te inspire, y sintonice con tus valores, y cuélgala en la entrada. Que sea lo primero que veas cuando entres y lo último que veas cuando te vayas. Una imagen o frase inspiradora en el lugar adecuado te mueve a la acción. Usa el poder del simbolismo consciente a tu favor. Puedes colocar también sobre tu mesa una foto que te genere sensaciones positivas como, por ejemplo, una imagen que te recuerde un logro conseguido o un objetivo deseado.

 

  1. Revisa

Para mantener a ralla el orden no te olvides de hacer revisiones periódicas de documentos, publicaciones, correspondencia y otros objetos de oficina obsoletos o que ya no tengan una utilidad. Agéndate un día al mes para hacer tu “revisión exprés”. Incorpora este hábito saludable para alejar de tu vida el desorden. Cuando vaciamos nuestro espacio, nos abrimos a nuevas posibilidades y proyectos. ¡Esto incluye el escritorio de tu ordenador!

 
Si nuestro espacio no nos emociona, no nos inspira y no es fiel a nuestra esencia o marca personal (que es lo mismo), en definitiva, si no nos arranca una sonrisa cómplice, es un espacio que nos resta energía.
Y tu espacio… ¿Te hace sonreír?

 

About Astrid Izquierdo

Soy experta en Feng Shui y creativa nata. Asesoro e inspiro a empresas y particulares en la creación de espacios más saludables y armónicos. Imparto, también, el Programa de Sofrología & Bienestar a empresas, basado en unas técnicas cortas y sencillas de meditación. Su práctica diaria ayuda a disminuir el estrés laboral y a potenciar las capacidades y valores positivos. Mi propósito de vida es aportar más armonía a este mundo.

Comments

comments

Post A Comment