YOU HAVE THE POWER o cómo lidiar con personas tóxicas

¿Y si te digo que no existen personas tóxicas?

Sí, ya sé, estás muy convencida de que sí que existen porque tú misma te has encontrado o te encuentras en situaciones en las que te toca lidiar con ellas. ¿O me equivoco? Personas que te sacan de quicio, que sus comentarios te duelen o que sus acciones te perturban… Pero insisto: ¡las personas tóxicas NO existen!

Lo que sí existe son las relaciones tóxicas. Lo que nos causa daño y nos cambia el humor no es la persona, sino la relación que tenemos con ella. Y esto es una buena noticia. ¿Y por qué digo que es una buena noticia?

Básicamente, porque tenemos mucho más poder desde esta nueva posición. Cada uno es como es y no podemos hacer que cambie sólo porque nosotras lo decidamos. Pero lo que sí podemos cambiar es el tipo de relación que tenemos con esa persona. ¿Ves por dónde voy?

Según el gran Stephen Covey, un 10% es lo que nos pasa y un 90% es lo que hacemos con lo que nos pasa. Él lo llama el principio 90-10 y yo lo llamo: “You have the power”.

Te cuento que durante mucho tiempo he tenido una relación tóxica con alguien cercano. Realmente, eran muchas las cosas que me sacaban de quicio y muchas las que me molestaban. Hasta que un día dije: ¡Basta! Me di cuenta que quién salía perdiendo era yo. Quién se enfadaba era yo. Quién se llevaba la rabia a casa era yo. Decidí que no quería invertir más energía en ella. Estaba cansada de ceder mi poder. Ella no iba a cambiar y teniendo una relación cercana, que por varios motivos, decidí que no quería cortar, no tenía demasiadas opciones. Así que recuperar mi poder significó comportarme de forma más amorosa con ella, poner límites con elegancia cuando fuera necesario y entender que su realidad y la mía eran muy diferentes.

Es en momentos como éste, en los que recomiendo muchísimo recordar lo que establece Miguel Ruiz en su libro de sabiduría tolteca “Los 4 acuerdos”:

Sé impecable con tus palabras.

Y te convertirás en alguien inmune a los chismes y a las palabras necias que puedan decir sobre ti. Deja tú de criticar y chismorrear. Las palabras son una de nuestras herramientas más poderosas y si las utilizamos de forma impecable nos llevarán a estar bien y a sentir en nosotras ese poder del que te hablo. Amándonos a nosotras mismas y utilizando las palabras con buena intención es la mejor manera. Y recuerda: no son las palabras de los demás las que nos dañan, es lo que nos decimos nosotras acerca de esas palabras lo que duele.

No te tomes nada personalmente.

Todo lo que los demás hagan o dejen de hacer habla más de ellos que de ti. En la medida que alguien quiere hacerte daño, más daño se hace a sí mismo. No le entregues tu poder personal.

Haz siempre lo mejor.

Pon tu mejor versión en cada cosa que hagas. Eso no quiere decir que cada día tu mejor versión sea estar a tope de energía. Escúchate a ti misma y da lo mejor que puedas dar de ti en esa situación.

No hagas suposiciones.

No tenemos el poder de leer la mente de los demás y muchas veces interpretamos hechos de una determinada forma que no tienen nada que ver con la intención que ha puesto la otra persona. Antes de suponer: pregunta y entiende.

 

¿Decidida a tomar tú el poder?
Aviso para navegantes: no es la opción fácil, pero sí la más inteligente y beneficiosa para ti.

YOU HAVE THE POWER.

About Montse Pujada

Madre, Coach, Speaker y Emprendedora. Ayuda e inspira a madres a reinventar su vida profesional para que puedan conciliar y dedicar más tiempo a su familia y a ellas mismas. Además Montse nos ayuda a reflexionar en nuestro instagram cada viernes en nuestra #fridaymeditation un pequeño momento de reflexión que cambiará tú semana. La encontrarás en www.montsepujada.com y www.reinvencionprofesional.com .

Comments

comments

One Comment

  • Ruby

    Genial! Directo al punto y super práctico… ahora a practicarlo!

Post A Comment